Provincias resignaron $800.000 millones pero penan para obtener “ayudas” nacionales

El caso testigo de Córdoba: Resignará $17.000 millones en 2015 pero debe “mendigar” $540 millones para sus inundados 

La mayor parte de las provincias del país atraviesan permanentemente una situación de presión sobre sus recursos.Los gastos vinculados al tipo de bienes y servicios públicos que prestan contienen una gran proporción (más de la mitad) de la partida personal, de manera que en períodos en los que la inflación no sólo resulta elevada, sino también de una magnitud incierta, provocan claros desajustes en materia de sus resultados.

Los recursos que sufren la presión son los provenientes de todas las fuentes, es decir tanto la recaudación y otros ingresos locales, como los envíos federales a través del principal sistema de transferencias entre gobiernos de nuestro país, la coparticipación federal de recursos, y el resto de transferencias a provincias.

En la actualidad, la distribución primaria, es decir el reparto entre la nación y todos los gobiernos subnacionales del total de impuestos existentes a nivel nacional por todo concepto, muestra que las provincias reciben de manera automática $1 de cada $4 recaudados. Antes del año 2000 recibían en promedio $1 de cada $3. 

Descarga de Informe Completo (PDF)