Los menores agro-dólares de 2015 equivaldrían al 89% del fondo destinado a pagar servicios de deuda a acreedores privados.

Descarga de Informe Completo (PDF)

Argentina se encuentra en la actualidad en una situación de escasez de dólares, siendo los dólares comerciales la principal fuente de generación de divisas. Dentro de esta fuente, se destaca el flujo de divisas producto de las ventas externas de la cosecha agrícola, denominados “agro-dólares”.

Ante esta situación, resulta clave analizar las perspectivas para el año próximo, para proyectar si la escasez actual puede agrandarse o achicarse. Si bien las expectativas de cosecha de 2014-15 son buenas en términos generales, el contexto mundial refleja una relevante baja en los precios internacionales de los principales cultivos.

Los precios de los granos se ubican en el mínimo de los últimos 4 años y no se espera que repunten en 2015. El precio internacional de la soja desde hace varias semanas perforó el piso de los US$ 400 la tonelada en el Mercado de Chicago y aún continúa su tendencia bajista. Para los contratos a mayo de 2015 (principal mes de comercialización de la cosecha 2014-15) los futuros en Chicago cotizan a US$ 348,34 la tonelada. Por su parte, los futuros de maíz a mayo de 2015 y trigo a diciembre de 2014 se nivelan en US$ 137,7 y US$ 180,7 la tonelada, respectivamente.

Dado que los precios internacionales de las commodities se forman en el mercado agrícola mundial, indagar este mercado permite explicar parte de este comportamiento en las cotizaciones. En este sentido, las primeras proyecciones de USDA para la campaña agrícola internacional de 2014-15 establecen una producción mundial de soja de 311,13 millones de toneladas, que implicaría un nuevo récord histórico de esta oleaginosa, con un incremento de 9,9% respecto a 2013-14, que también fue máxima histórica.

El aumento de la producción esperada de soja para la campaña vigente se explica por las proyecciones records de los tres principales países productores de esta oleaginosa. Según los datos de USDA, los buenos precios registrados a principios de este año incentivaron a los productores a incrementar la cosecha en Estados Unidos, razón por la cual, se encamina a lograr un nuevo máximo con una estimación de 106,5 millones de toneladas. Brasil se ubica en segundo lugar con 94 millones de toneladas esperadas y Argentina por detrás, con dos millones de toneladas más que el finalizado ciclo 2013-14 (55 millones de toneladas).

Las proyecciones de la producción triguera estiman un nivel de producción mundial para la campaña 2014-15 que se verá levemente incrementada en 0,8% al estimarse en 719,95 millones de toneladas. El maíz a nivel mundial se estima a niveles similares al ciclo que está finalizando con 987,52 millones de toneladas.

En lo que respecta a la cosecha nacional, según los datos de USDA, Argentina producirá 23 millones de toneladas de maíz, que representa una caída de 10 millones por la menor área sembrada y 12,3 millones de trigo, con una importante recuperación respecto a ciclos pasados.

Así, de la combinación de las variables precio y cantidad, surge un valor de la cosecha Argentina en dólares para la campaña 2014-15, antes de retenciones y otros descuentos, del orden de los US$24.500 millones, que implica US$14.300 millones menos respecto al valor con el que finalizaría la cosecha 2013- 2014. Esto se explica por la baja de US$9.100 millones en el valor de la cosecha de soja, US$829 millones de trigo y US$4.300 millones de maíz.

Concretamente, el valor de las exportaciones para la campaña 2014-15 podría ascender a US$18.600 millones, teniendo en cuenta un coeficiente razonable de toneladas exportadas/ toneladas producidas de cada cultivo. Este dato implica que la cosecha agrícola aportaría cerca de US$10.600 millones menos durante 2015. Esta caída se explica principalmente por la baja en el precio de la soja que generaría US$7.400 millones de exportaciones menos. Por su parte, la disminución en el valor de las ventas externas de maíz se explica por las menores cantidades a producir, como por el impacto en la baja de su cotización y se proyecta en US$2.800 millones menor al ciclo anterior.

 

Perdidas esperadas para la cosecha agrícola nacional por cultivo. Diferencia campaña 2013-14 y 2014-15.

cuadro1

Fuente: USDA, FYO y Minagri.

 

Resulta necesario relativizar esta pérdida de dólares. En efecto, implica un 89% de lo que el gobierno estipula destinar al Fondo de Desendeudamiento según el proyecto de Ley de Presupuesto 2015. El mismo autoriza al Poder Ejecutivo a integrar el Fondo de Desendeudamiento Argentino hasta la suma de US$ 11.889,2 millones, destinados a la cancelación de servicios de la deuda pública con tenedores privados correspondientes al ejercicio fiscal 2015.

Otras relativizaciones que pueden hacerse van a marcar también lo relevante de la pérdida de dólares comerciales que se tendría durante el próximo año. Esta situación agudiza una escasez tanto actual como futura de dólares, siendo vital que en el mes de enero se llegue a un acuerdo con los fondos buitre y el resto de holdouts, de modo tal de poder retornar a los mercados voluntarios de crédito y poder contar con dólares financieros que permitan evitar una profundización de la recesión por la que atraviesa la economía.

Claves

  • Argentina se encuentra en una situación de escasez de dólares, siendo los dólares comerciales la principal fuente de generación de divisas. Dentro de estas, se destaca el flujo de divisas producto de las ventas externas de la cosecha agrícola.
  • Los precios de los granos se ubican en el mínimo de los últimos 4 años y no se espera que repunten en 2015.
  • Las primeras proyecciones de USDA para la campaña agrícola internacional de 2014-15 establecen una producción mundial de soja de 311,13 millones de toneladas, que implicaría un nuevo récord histórico de esta oleaginosa, con un incremento de 9,9% respecto a 2013-14, que también fue máxima histórica.
  • El aumento de la producción esperada de soja se explica por las proyecciones records de los tres principales países productores, EEUU, Brasil y Argentina.
  • El valor de la cosecha Argentina en dólares para la campaña 2014-15, antes de retenciones y otros descuentos, sería de US$24.500 millones, que implica US$14.300 millones menos respecto al valor con el que finalizaría la cosecha 2013- 2014. Esto se explica por la baja de US$9.100 millones en el valor de la cosecha de soja, US$829 millones de trigo y US$4.300 millones de maíz.
  • El valor de las exportaciones para la campaña 2014-15 podría ascender a US$18.600 millones, teniendo en cuenta un coeficiente razonable de toneladas exportadas/ toneladas producidas de cada cultivo. Este dato implica que la cosecha agrícola aportaría cerca de US$10.600 millones menos durante 2015. Esta caída se explica principalmente por la soja que generaría US$7.400 millones de exportaciones menos.
  • Este valor implica un 89% de lo que el gobierno estipula destinar al Fondo de Desendeudamiento según el proyecto de Ley de Presupuesto 2015. El mismo autoriza al Poder Ejecutivo a integrar el Fondo de Desendeudamiento Argentino hasta la suma de US$ 11.889,2 millones, destinados a la cancelación de servicios de la deuda pública.

Descarga de Informe Completo (PDF)